Avisar de contenido inadecuado

El Torbellino

{
}

El Torbellino

1.     Torbellino Remolino de viento que se forma por el encuentro de corrientes de aires de dirección opuesta.  Puede desarrollar una gran fuerza capaz de arrancar árboles, destruir viviendas y poner en peligro vidas de hombres y animales.  Creaba grandes nubes de polvo.  Por la potencia que se desarrollaba el torbellino se le asociaba con la presencia de Dios.  En Hechos 2:2 dice: “De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos”. Es maravilloso como esta ráfaga de viento entro en el Aposento Alto y entró en todo el lugar.  La presencia de Dios trae muchas tormentas y tempestades a nuestras vidas, e invade todo nuestro ser, porque su espíritu debe limpiar y sacar todo aquello que hay en nuestras vidas que no sirven  que fueron acumuladas durante mucho tiempo y en nuestro caminar por este mundo, las tormentas son dificultades y problemas que encontramos en nuestra vida diaria, en nuestro caminar con Jesús. No es fácil, tiene sus grandes pruebas para poder  demostrar que eres digno de lo que Dios quiere para ti, pero Jehová esta en tu vida como ese torbellino que es capaz de arrancar los árboles que no producen frutos, pues son los único que El Señor va ha quitar de nuestra vida. (Lo vemos en Mateo 7:17-19)  “Del mismo modo, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo, un árbol bueno no puede dar fruto malo, y un árbol malo no puede dar fruto bueno.  Todo árbol que no puede dar buen fruto se corta y se arroja al fuego” Así que todo aquello que hay en ti y en mí que no produzca el fruto del Espíritu Santo que es: Amor, Gozo, Paz, Paciencia, Benignidad, Bondad,  Mansedumbre, Templanza, será cortado y quitado Cuando fui llamada al trabajo en la obra fue muy duro, pues habían muchas árboles que no producían nada bueno pues toda las obras de la carne estaban en mí, bueno la mayoría de ellas y todo eso estropeaba los propósitos que Dios tenia para mí, además tome una gran Decisión, permitir al Espíritu Santo habitar en mi vida y le pedí que la ordenara, que limpiara y sacara de mi todo lo que no proviniera de él.  Precisamente el Señor dijo manos a la obra y comenzó ese remolino de viento de fuerza, esa ráfaga a producir un gran choque de sentimientos y a remover escombros y limpiar todo lo que había en mi. Quizás leerlo o decirlo suene fácil, rápido, pero no es así, esto aunque fue un proceso de poco tiempo, el poder del aceleramiento fue activado en mi vida y esto fue muy duro, doloroso, el solo hecho de saber que tenia que dejar a personas que yo decía “querer mucho”  que sin ellos no podía vivir.  Bueno en realidad no me he muerto por haber dejado todas esas personas las cuales estaba atada, hoy les puedo decir, que extraño a mis amigos, pero no lo que hacia con ellos, se que desprender ese gran sentimiento que nos unía de amistad, no es  fácil.  Pero cuando nos colocamos en las manos de Dios pues el hace lo imposible, pero de nosotros depende hacer lo posible, lo que esta en nuestras manos, y eso se llama decisión. Decidir ¿Qué?, dejar amigos, actitudes, vicios, etc. Todo está en decidir. Cuando Jesús llamó a sus discípulos estos decidieron seguirle.  Mateo 4:19-20 dice: “19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. 20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, lo siguieron.”, ellos pudieron decidir quedarse haciendo lo mismo de siempre, pero tomaron una decisión y fue seguirlo!.  Muchos decidieron ser sanados, otros liberados, hoy el Señor coloca una decisión en tus manos, y es la de decidir dejar tu pasado atrás y seguir fielmente, o  simplemente decides dejarlo todo tal cual como está, cuando no dejas de hacer lo que haces no veras cambios en tu vida. Y continuaras disfrutando de tus fracasos, y frustraciones.  Cuando veo en mi vida algo igual comienzo a preocuparme y me examino, porque si todo sigue igual, los resultados serán iguales, más si cambio, cambiará también mi resultado.  Todo en la vida es cuestión de decisión, es por ello que decidí seguir al Maestro y dejar también mis cargas a Él. Tomar esta decisión me llevo más allá de lo que me imaginaba y al igual que Jesús al inicio de su ministerio llegué al Desierto.  
{
}
{
}

Comentarios El Torbellino

Hola Alexa:   Muy bien tu blog, dime de odnde eres?  Animo sigue adelante
enric Enric 25/09/2006 a las 09:27
me irvio mucho!!!
vero vero 05/11/2011 a las 18:08

Deja tu comentario El Torbellino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre